El curso de entrenador de fútbol de nivel 1 entra en la recta final

18 nuevos técnicos se están formando de manera intensiva en Castuera desde el mes de febrero

Luís Rodríguez Ardila durante su intervención el curso
FORMACIÓN

El curso de entrenador de fútbol de nivel 1 que la Federación Extremeña de Fútbol está desarrollando en Castuera ha entrado en la recta final.


La finalidad de esa acción formativa, que por vez primera ha tenido como sede a Castuera, es proporcionar a los alumnos la formación que les garantice adquirir los conocimientos y habilidades necesarias para desarrollar su labor en las competiciones organizadas, tanto por la Federación Extremeña de Fútbol, como por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).


El curso federativo, que de manera intensiva se está desarrollando en los fines de semana desde el pasado mes de febrero, cuenta la participación de un total de 18 alumnos, los cuales, tras finalizar las cla¬ses y obtener el correspondiente título, podrán entrenar a equipos de las diferentes categorías de fútbol base.


Con una carga lectiva de 280 horas, el curso está estructurado entorno a unas asignaturas comunes, compuestas por módulos transversales de carácter científico y técnico general; unas asignaturas específicas que contienen los módulos de formación deportiva de carácter científico y técnico propios de las especialidades de Fútbol Base y Fútbol Sala; y un apartado de formación práctica para trabajar con todos los conocimientos adquiridos en las asignaturas comunes y específicas.


Quince profesores de alta cualificación, entre entrenadores, preparadores físicos, expertos en tecnología aplicada al fútbol, e incluso médicos se están encargando de transmitir sus conocimientos en materias como táctica, metodología aplicada, psicología, reglas del juego, legislación y reglamentación deportiva, dirección de equipos, medicina deportiva, preparación física o técnica individual y colectiva, entre otras.


Las clases teóricas se vienen desarrollando en la sala de conferencias del pabellón de exposiciones de la Institución Ferial Salón Ovino de La Serena y las prácticas en las instalaciones del Estadio Municipal de Deportes.


En este sentido, los organizadores del curso han que querido mostrar su agradecimiento al Ayuntamiento de localidad por permitir el uso de las instalaciones y al club de fútbol local, C.D. Castuera, por aportar el material deportivo necesario.


Como nota destacada cabe decir que este curso no ha pasado desapercibido para los amantes del fútbol y han sido muchos los futbolistas, directivos, ex futbolistas de La Serena e incluso árbitros, los que han pasado por Castuera para asistir a las diferentes ponencias que han desarrollado o para compartir sensaciones y experiencias con los participantes.


En este sentido, cabe destacar la presencia en una de las sesiones del castuerano Luís Rodríguez Ardila, en la actualidad jefe de ojeadores del Villareal C.F y que acepto la invitación de los organizadores para participar en este curso como ponente invitado.


Sin lugar a dudas, todo un lujo para el curso el poder contar con la experiencia de Luís Rodríguez Ardila (Castuera, 7 de enero de 1958), un hombre de fútbol con un amplio historial que inició como jugador militando en los equipos las categorías inferiores del Badajoz, pasando luego por el Jerez, Llerenense, Montijo, Puebla y Azuaga, y que después de colgar las botas lo continuó como ojeador, descubriendo nuevos talentos y desarrollando diferentes labores técnicas en clubes como el Badajoz, Osasuna, Alavés o en el Liverpool donde llegó con el entrenador Rafa Benítez para hacerse cargo del departamento 'Scouting' (término con el que se conoce a los ojeadores en Inglaterra). Desde de julio del año 2008, Rodríguez Ardila está en la secretaría técnica del Villarreal C.F., donde dirige el 'Scouting" Departamento de Fútbol Internacional de la entidad amarilla.

Según avanza Manuel Morillo 'Janofa', jefe de estudios y coordinador de este curso que por vez primera se imparte en la localidad, el desarrollo del mismo puede considerarse todo un éxito, tanto por la buena aceptación que ha tenido esta sede, como por el alto nivel de instalaciones y ponentes.

En este sentido, Morillo espera que este proyecto formativo pueda tener continuidad y que el próximo año se pueda hacer un curso de Nivel 2 que capacita para entrenar equipos de categoría regional en cualquier comunidad española.