Un millar y medio de ciudadanos firman en contra de la retirada del avión

La protesta ciudadana contra el desmantelamiento del avión ya cuenta con 1.466 firmas recogidas en una única semana

Imagen del avión con una pancarta en contra de su retirada. / FOTO: F. VÁZQUEZ
PROTESTA

Tras colgar una pancarta con el mensaje "No al traslado del Avión" en el pasado pleno municipal celebrado con motivo extraordinario el 9 de octubre, un grupo de ciudadanos de la localidad, impulsados por la plataforma ciudadana 'Aguante Castuera', han reaccionado al anuncio de la retirada "inminente" del avión instalado en una de las rotondas de Castuera desde marzo del 2001.

La que fuese una queja vecinal, se ha tornado en protesta seria y se ha llevado a cabo una recogida de firmas para pedir al Ayuntamiento que reconsidere su postura y paralice la retirada del avión. La iniciativa ha sido lanzada por el colectivo 'Aguante Castuera', que carece de vinculación política y surge en torno a la peña futbolística del Club Deportivo Castuera-Subastacar.

Esta acción, sin precedentes en la población por la multitudinaria respuesta y participación de la ciudadanía, cuenta con 1.466 firmas, que tienen como dueño personas censadas en Castuera y con más de 18 años de edad.

El avión, un modelo F-5 donado por la Base Aérea de Talavera, fue colocado en marzo del año 2001 en la rotonda de la Avenida de Extremadura, frente a la Piscina Municipal y en una de las principales entradas del municipio.

El mismo día de su instalación ya contó con la desaprobación de un sector de la población que acudió a modo de manifestación por entenderlo como un objeto de vinculación bélica como una alusión a la guerra. Además, el aparato amaneció con manchas de pintura roja en el fuselaje la mañana del día siguiente a su colocación, las cuales siguen visibles a día de hoy.

Sin embargo, otro sector de la población acogió el avión como un ornamento inofensivo y empezó a ser referente y símbolo de Castuera para muchas personas, que acudían a fotografiarse bajo su sombra, incluso recién casados o grupos de moteros, así como los foráneos que acudían al municipio.

Dos años más tarde, la polémica resurgió y en diciembre del año 2003 fue aprobada su retirada tras una moción presentada por Izquierda Unida y el Partido Popular. Así, el antiguo gobierno (PSOE) aplazó su retirada para hacerlo cuando hubiese una consignación económica.

En ese momento, pueblos como Lobón ya estaban dispuestos a acoger el F-5 en caso de ser finalmente retirado.

Hasta la actualidad, ha seguido siendo debate político en los plenos municipales en varias ocasiones y, mientras tanto, algunos sectores de la ciudadanía han hecho uso del aparato, como una peña futbolística que celebra allí sus éxitos o el C. D. Castuera-Subastacar, que usa su imagen en sus campañas de captación de socios o como fondo en calendarios.

Tras las últimas elecciones municipales, en las que IU y PP firmaron un acuerdo de 21 puntos para investir como alcalde a Paolo Atalaya, se reavivó la polémica por ser la retirada del avión uno de los puntos del acuerdo.

Año y medio después de la firma, el teniente alcalde de la localidad, Juan José Perea, ha hecho pública su intención de cumplir ese trato, afirmando que ya están trabajando en ello "en pro de cumplir los puntos del acuerdo puntual de investidura que hay entre ambos partidos".

Por ello, 'Aguante Castuera' ha lanzado la protesta a la calle para recoger en una única semana casi un millar y medio de firmas y tratar de evitar así la retirada del aparato. Las firmas ya han sido presentadas en el Ayuntamiento y solicitan la celebración de un Pleno en el que se debata acerca de la permanencia del avión y en el que pueda tomar parte un representante del colectivo social.

Desde el colectivo quieren aclarar que están fuera de "cualquier vinculación política" y solo pretenden que el avión "se quede donde está". Además, aseguran que personas afines a todo tipo de ideologías se han unido a la protesta y que no están "en contra de ningún grupo político ni del Ayuntamiento".