25 años de Peña Madridista de Castuera

La Peña Madridista de la localidad celebró el pasado sábado su vigésimoquinto aniversario en un acto de conmemoración y reunión

Directivos y socios de la peña junto a Pachín, Juan Pedro Tena y Paolo Atalaya en el acto de recepción en el Salón de Plenos.
ANIVERSARIO

El pasado sábado 24 de noviembre, la Peña Madridista de Catuera celebró en el Restaurante Los Naranjos junto a sus socios y varios invitados el 25 aniversario de su creación. Así, unas 70 personas, entre peñistas y acompañantes, se dieron cita para compartir mesa y afición.

La velada estuvo precedida por un acto de bienvenida que corrió a cargo de la junta directiva de la peña y el alcalde de Castuera, Paolo Atalaya, que recibieron al exjugador de la entidad blanca Enrique Pérez Díaz, más conocido como Pachín. Estaba previsto que al acto acudiese también José Luis Pérez-Payá, también antiguo jugador merengue y además expresidente de la Real Federación Española de Fútbol, pero por motivos de salud el mismo sábado tuvo que cancelar su asistencia mediante una llamada telefónica. El otro invitado fue Juan Pedro Tena, vicepresidente de la Federación de las Peñas Madridistas de Extremadura.

De este modo, el Salón de Plenos del Ayuntamiento fue lugar de íntima reunión para recibir al veterano Pachín, que tuvo palabras de agradecimiento para los presentes y dejó claro lo importante que es para el club que haya peñas como la de Castuera. De igual forma, el alcalde dedicó un pequeño discurso donde ensalzó los valores del deporte y su importancia para la consecución de objetivos y se deshizo también en felicitaciones y palabras de agradecimiento a la directiva de la peña por su aniversario y su dedicación. Juan Pedro Tena también quiso brindar una breve charla con la que puso en valor la importancia de defender los ideales que inculca el club madridista y también se congratuló por el cuarto de siglo de vida que cumplían los castueranos.

Asimismo, Severiano Fernández, presidente de la agrupación peñística, devolvió agradecimientos y felicitaciones a los asistentes al acto, tras lo cual se procedió a una entrega, como es habitual en estos casos, de una insignia con el escudo de Castuera que Pachín aceptó con agrado. Además, el veterano dejó su firma y dedicatoria en el libro de visitas del consistorio castuerano para después poner rumbo al Restaurante Los Naranjos, donde varias decenas de personas esperaban su llegada para dar comienzo con los actos programados.

El local, adornado con fotografías de la inauguración de la Peña Madridista y donadas por su socio número uno y fundador, Manuel Rodríguez Custodio, acogió a los invitados y los dispuso en mesas de ocho asientos alrededor de una mesa 'presidencial' que lucía bajo un enorme cartel conmemorativo del 25 Aniversario. La cena, del gusto de todos según los peñistas, estuvo endulzada por el partido que en ese horario disputaban el Betis y el Real Madrid, aunque no pudieron saborear una victoria en esa ocasión.

De igual modo, el buen ánimo dio paso a un acto presentado y conducido por el periodista y peñista Antonio Morillo Pedrada con unas bellas y emotivas palabras que ensalzaron el valor del madridismo y rememoraron los acontecimientos que ha vivido la peña a lo largo de su existencia. Tras él, el resto de protagonistas también emitieron un discurso a los presentes y dieron paso a la entrega de placas y recuerdos.

Así, Severiano entregaba una placa a Pachín en agradecimiento por su asistencia y recibía de éste dos camisetas, una bandera de los 25 años de peña, numerosos pins y llaveros que se repartieron entre los socios y un libro con imágenes y datos de la pasada temporada: '100 puntos, 121 goles', de Enrique Ortego.

Los otros homenajeados de la noche fueron el socio fundador número 1, Manuel Rodríguez, y Juan Pozo Sánchez, miembro de la peña y gran seguidor madridista que falleció hace escasos años. Su hijo Ismael y su viuda, Ana, fueron los encargados de recoger la placa arropados por todos sus compañeros y amigos que les brindaban así un bello recuerdo y les abrazaban con tan sincero homenaje.

El broche a la especial velada lo ponía la barra libre que retuvo a los merengues hasta bien entrada la madrugada y que les permitió charlar, divertirse y disfrutar de su día.

Francisco Manuel Morillo, vicepresidente de la peña junto a Felipe Morillo del Pozo, valoró el evento como un "éxito" debido a que todos los socios se mostraron "muy contentos".

Además, quiso dar las gracias al Ayuntamiento y su alcalde, a Pachín, a Juan Pedro, a Los Naranjos por su buen hacer y por una gran tarta con el escudo del Real Madrid que tuvieron a bien regalar y a todos los asistentes.

Quiso también destacar que fue una noche "llena de madridismo" donde "socios y amigos por igual disfrutaron de la peña y compartieron afición" por un gran club y resaltó la "ilusión" con la que la junta directiva está afrontando las responsabilidades y tareas que conlleva su mandato.

En definitiva, fue la merecida celebración de los 25 años de una peña que, a buen seguro, cumplirá muchos más.