Una veintena de aviones sustituyen al F-5 en la rotonda

Algunos castueranos han elegido una nueva forma de protesta y homenaje al avión

PROTESTAS

Los hay minúsculos, otros son más grandes y otros casi parece que puedan volar. Comprados o fabricados, una veintena de aviones adornan ahora la rotonda donde se ubicaba el Northon F-5.

La estructura metálica que sostenía al RF-5A, que aún permanece en la rotonda, se encuentra así repleta de pequeños aeroplanos que los ciudadanos han ido depositando desde que hace quince días operarios militares de Talavera retirasen el aparato. Hay aviones de pasajeros, futuristas, de guerra, hechos con madera, incluso hay algún aventurado helicóptero. También el suelo luce con un pequeño soporte metálico sobre el que descansa otro aeroplano plateado.

De este modo, muchos castueranos han encontrado una forma pacífica y original de protestar contra una decisión política que no comparten y rinden así homenaje al que consideraban como "el avión de Castuera".

Además, según fuentes cercanas, se prevé que los ciudadanos sigan llevando más aviones y se está fabricando uno de grandes dimensiones.