Preocupación por la inspecciones de trabajo en la campaña de recogida de aceitunas

Para poder trabajar en la recogida de aceitunas los jubilados deberán comunicarlo a la Seguridad Social y los desempleados que reciban algún tipo de subsidio al INEM

Reunión informativa para aclarar dudas sobre las inspecciones de trabajo en la recolección de aceitunas
REUNIÓN INFORMATIVA

Ante la preocupación y dudas surgidas en relación con las inspecciones de trabajo y la realización de actividades laborales por determinados colectivos, fundamentalmente jubilados, autónomos, familiares de propietarios de explotaciones y desempleados, durante la campaña de recogida de aceitunas, el Partido Socialista de Castuera organizó una charla informativa en la que dieron cita un buen numero de personas interesadas en saber exactamente quien puede recoger las aceitunas o realizar otras tareas agrícolas sin temer la visita de los inspectores de trabajo.


La reunión informativa, celebrada en la sede de los socialistas de Castuera, contó con la presencia del Secretario General del PSOE de Castuera y concejal del Ayuntamiento castuerano, Francisco Martos, el Secretario de Acción Sindical de la Federación de Industria y Trabajos Agrarios de UGT, José Ruiz y el Secretario de Política Agraria y Forestal de UGT, Sebastián Gándara, quien fue el encargado de explicar pormenorizadamente los diferentes casos y circunstancias concretas que pueden darse, así como de asesorar sobre la amplia batería de interrogantes que plantearon los asistentes.


En primer lugar, Gándara apuntó que la Inspección de Trabajo ha intensificado la vigilancia en las zonas rurales, no solo de Extremadura, si no toda España, para controlar a trabajadores que puedan estar cobrando algún tipo de subsidio y además trabajando de forma irregular, en el contexto del cambio legal que rige desde el 1 de enero de 2012 el régimen especial agrario y que conlleva modificaciones laborales para quienes se dedican a estas actividades.


También explicó que los inspectores de trabajo son funcionarios que lo que hacen es garantizar que se cumplan las normas laborales y que estos no ponen directamente ninguna sanción sino que pueden abrir expediente ante el que los interesados podrán hacer las alegaciones que consideren oportunas.


Por otra parte, Gándara aseguró que las personas que tengan pequeños olivares, huertas de recreo o parcelas y que produzcan para su uso personal y el de sus familias no tienen nada que temer si se comprueba claramente que es para consumo propio, pero, si por el contrario, se trata de explotaciones que se ve claramente que no es posible que sean para autoconsumo tienen que darse de alta.


Además consideró que es necesario que todos nos concienciemos que hay que estar dado de alta cuando se está trabajando.

Tras las explicaciones generales, hubo un turno de preguntas en el que diferentes personas quisieron aclarar casos concretos y ante los cuales las ponentes intentaron asesorarles.


Así, Gándara explicó que ninguna persona que esté cobrando alguna ayuda o prestación por desempleo, ni aún siendo el dueño de la explotación, puede ir a recoger aceitunas sin antes haberlo comunicado al INEM, del mismo modo que los jubilados para recoger sus aceitunas deben comunicarlo a la Seguridad Social y declarar el rendimiento de la cosecha.


Otro de los puntos comentado fue el de la tradicional recogida de aceitunas con la ayuda de familiares, una costumbre de la que según explicó Gándara, habrá que irse olvidando ya que esta situación no está regularizada en la Ley General de la Seguridad Social y por lo tanto ante una inspección de trabajo es susceptible de ser sancionada.


Para finalizar y tras casi dos horas de animado coloquio, Francisco Martos, valoró de manera muy positiva la celebración de esta reunión informativa, a la vez que criticó que no haya sido el Ayuntamiento quien haya dado el paso para informar a los ciudadanos ante la situación de incertidumbre que se ha creado con este asunto.