La Cabalgata de Reyes Magos inundó de ilusión y alegría las calles de Castuera.

Los Reyes Magos pusieron el broche final a la programación especial de Navidad

Los Reyes Magos saludaron a los más pequeños en la Plaza de España
FIESTAS NAVIDEÑAS

Un año más Castuera ha vivido una vistosa y colorida Cabalgata de Reyes.


Los niños y no tan niños de Castuera vibraron, un año más, en la noche más esperada, la del 5 de enero, cuando los Reyes Magos hacen su aparición cargados de regalos.


La cabalgata de sus Majestades de Oriente no defraudó y llenó de magia la noche e hizo las delicias de los más pequeños de la casa.

Los Reyes Magos llegaron de nuevo a Castuera para recorrer las calles con sus vistosas carretas tiradas por caballos, ante las asombradas miradas de los más pequeños.


El mágico desfile arrancó en torno a las 18:30 horas desde el pabellón polideportivo donde ya los esperaban impacientes muchos niños y niñas, y también algunos mayores.


Como es costumbre, la cabalgata se detuvo en la residencia de mayores "La Serena", donde los Reyes Magos y su sequito estuvieron saludando a los abuelos y abuelas, antes de iniciar el desfile por las calles: Yuste, Zurbaran, Paseo de Santa Ana, Santa Ana, Mártires, Constitución y llegada a la plaza de España donde fueron recibidos por el alcalde de la localidad, Paolo Atalaya.


La comitiva generó gran expectación en su recorrido por las calles de la localidad por las que desfilaron acompañados por la multitud de niños y mayores que no faltaron a cita.


Una vez finalizado el desfile los Reyes Magos saludaron a los más pequeños desde la Plaza de España y posaron junto a los niños y niñas para las tradicionales fotografías de recuerdo con esos mágicos personajes que cada año llenan sus casas de regalos.


Para que todo discurra con normalidad, el ayuntamiento dispuso un operativo especial de seguridad formado por Policía Local, Protección Civil y Cruz Roja.