Serena Teatral estrenó con éxito la obra Bodas de Sangre, de García Lorca

Tras el rotundo éxito cosechado con la representación de 'La Casa de Bernarda Alba', Carlos Schwaderer vuelve a sorprender

POSADA DEL TÍTERE

La Asociación Serena Teatral, dirigida por Carlos Schwaderer, argentino afincado en la localidad de Castuera, estrenó el pasado viernes 5 de julio una adaptación de la obra del escritor granadino García Lorca.

Tras representar en numerosas ocasiones La Casa de Bernarda Alba, durante varias semanas y siempre con el cartel de "no quedan entradas", el actor y director argentino preparó una nueva obra con los actores y actrices que, en su mayoría de forma amateur, trabajan y ensayan cada semana junto a él para subir al escenario.

La obra, una tragedia escrita en verso y prosa, trata sobre la vida y la muerte a través de mitos y leyendas, como la constante presencia de una muerte ansiosa de ver un cruce de navajas o una luna sedienta de sangre. En el drama no faltan los celos, las mentiras e incluso el buen humor, pero es el amor el único arma que podría vencer a la negra y fatal sombra que acecha y busca el trágico final.

Como no podía ser de otra forma, todas las butacas de la Posada del Títere estuvieron ocupadas y la representación dejó a todos los asistentes con un buen sabor de boca, a la par que asombrados e, incluso, sobrecogidos por la dureza del argumento.

UN LEONARDO PROFESIONAL

Demetrio Benítez fue el encargado de dar vida al papel de Leonardo, un joven recio e irreverente que toma el protagonismo de la obra por luchar por no dejar escapar al amor de su vida.

Estudiante de Arte Dramático en Córdoba y viejo conocido de los escenarios castueranos, donde actuase hace algunos años en una representación de Las Coéforas, y de Carlos, con quien trabajó en Talarrubias, se mostró "muy contento" tanto por el modo de trabajar del director, a quien afirma que "hay que ofrecerle todo de uno mismo", como por los compañeros, el público y los castueranos a los que pudo conocer.

Además, declaró mostrarse "muy cómodo" con su personaje, pues se identifica con él en varios aspectos, como "lo apasionado e impulsivo" que se muestra.

Esperando volver a trabajar pronto con el grupo, con quien afirma haberse sentido "uno más desde el principio", desea que "todos hayan quedado contentos con la obra y podamos hacer muchas funciones más".