El albergue de Castuera aumenta año tras año las pernoctaciones de peregrinos

La entrada al albergue /F. VÁZQUEZ
La entrada al albergue / F. VÁZQUEZ

Desde su apertura en septiembre de 2014 las instalaciones recibieron a 1264 usuarios de 38 nacionalidades diferentes

REDACCIÓN HOY CASTUERA
REDACCIÓN HOY CASTUERA

.La ruta Mozárabe del Camino de Santiago es, sin duda, un valor turístico al alza y su recorrido atrae con fuerza a peregrinos nacionales, pero, sobre todo a extranjeros.Cada año que pasa son más peregrinoslos que transitan por la ruta Mozárabe del Camino de Santiago que cruza comarca de La Serena y que hacen sus pernoctaciones en el albergue municipal de peregrinos de Castuera con cifras que han ido creciendo año tras año desde su apertura el día 12 de septiembre de 2014.

En concreto, después de los apenas 30 peregrinos que llegaron en los tres meses siguientes a su apertura,el número de usuarios ha ido aumentado ostensiblemente de año en año hasta alcanzaral cierre del año 2018 la cifra de 1.264 usuarios,provenientes de 38 nacionalidades diferentes. Así, mientras que en el año 2015 se registraron 151 pernoctaciones, en el 2016 subieron hasta 215, en el año 2017 se llegó hasta las 269 pernoctaciones, y finalmente, en el pasado año 2018fueron 330 las personas que se recibieron en el albergue municipal de peregrinos.

Se da la circunstancia de que de los 1.264 peregrinos que han pasado por el albergue, 920 eran extranjeros y 344 españoles. En cuanto a su procedencia, después de los 344 españoles registrados, son mayoría los franceses con 188; seguidos de los alemanes con 119; holandeses con 59; ingleses con 41; belgas con 37 e italianos con 32. Saliendo de Europa, los australianos con 24, canadienses con 21 y estadounidenses con 17, son los que encabezan el ranquin de pernoctaciones.

No obstante, cada vez es más amplia la procedencia con peregrinos de Brasil, Republica de Sudáfrica, Puerto Rico, Japón, Nueva Zelanda, Israel, Corea del Sur, Indonesia, Rusia, Colombia, Chile, México, Hungría, Suecia, Finlandia, Rumania, Irlanda, Suiza, Eslovenia, Noruega, Polonia, Dinamarca, Austria, Ucrania, Andorra, Portugal, Estonia y Republica Checa.

Respecto a las épocas de mayor afluencia destacan los meses de mayo, abril, junio y septiembre, seguidos de marzo, octubre y noviembre. En el lado opuesto, diciembre, enero y febrero, son los meses con menor ocupación.

El medio más utilizado por los peregrinos que llegan a Castuera por Camino Mozárabe de Santiago es «a píe», aunque también está en aumento los que lo hacen en bicicleta, medio de transporte que utilizan los peregrinos más jóvenes, o quienes lo hacen en dirección contraria, es decir, los peregrinos «cangrejo» que hace el camino a la inversa con el punto de partida en Santiago de Compostela.

También empiezan a verse peregrinos que realizan el camino en burro o a caballo, aunque por norma general, la presencia de estos animales es mínima y quienes deciden hacer la ruta Jacobea en este medio suelen elegir albergues donde pueden encontrar zonas de descanso para los animales.

Con capacidad para 8 personas, el albergue municipal de peregrinos cuenta con dos habitaciones con cuatro camas de litera cada una y taquillas individuales, dos baños completos con agua caliente, un patio interior con lavadero, tendedero, aparcamiento de bicicletas, una cocina-comedor equipada con sillas, mesas, vitro cerámica, frigorífico, microondas y menaje de cocina y un salón donde los peregrinos pueden relacionarse durante su estancia, así como dejar escritas sus impresiones en el libro de peregrinos o leer escritos de otros peregrinos que han pasado por allí anteriormente y que han querido plasmar el porqué de este Camino y el verdadero sentido por el que lo llevan a cabo.

El albergue, que está gestionado por el Ayuntamiento a través de la Policía Local, que es la encargada de recibir a los peregrinos que llegan a la localidad, aunque todos deben presentar la credencial de peregrino para poder hospedarse en el albergue. Los peregrinos que hacen uso del albergue deben de abonar, al igual que en la mayoría de los albergues de la 'red jacobea', una cuota simbólica de 8 euros.

Con la puesta en funcionamiento del este alberguede peregrinos municipal, el Ayuntamiento además de proporcionar unas acogedoras estancias a personas que peregrinen por estas tierras, pretende consolidar al municipio como referente del Camino Mozárabe a su paso por la comarca de La Serena.