El OAR avisa de que más de 460 recibos anuales del IBI de Castuera están pendientes de ser abonados

Logo del Organismo Autónomo de Recaudación /
Logo del Organismo Autónomo de Recaudación

Los contribuyentes tienen hasta 31 de julio para evitar recargos

REDACCIÓN HOY CASTUERA
REDACCIÓN HOY CASTUERA

El Organismo Autónomo de Recaudación-OAR de la Diputación de Badajoz informa de que el próximo miércoles, día 31 de julio, finaliza el plazo del periodo voluntario de abono del Impuesto de Bienes Inmuebles – IBI, que debe ser abonado por todos los propietarios de cualquier tipo de inmueble, tanto de naturaleza urbana, como rústica.

Todos aquellos contribuyentes que tienen domiciliado el impuesto están recibiendo desde mayo los primeros recibos en los que el Organismo Autónomo de Recaudación–OAR de la Diputación de Badajoz, divide el importe total del impuesto de urbana.

Por otra parte, el OAR ha enviado a los contribuyentes que no tienen domiciliado el pago el recibo total del año o el del primer plazo en el caso del municipio de Mérida, teniendo hasta la fecha indicada para abonarlo en periodo voluntario. Una vez transcurrido ese plazo, comenzarán a generarse los recargos que establece la Ley General Tributaria, del 5, 10 y 20 %, según la fecha de pago, así como, en su caso, los correspondientes intereses de demora.

El recibo que el OAR envía a los contribuyentes puede hacerse efectivo en cualquiera de las oficinas bancarias de las entidades colaboradoras mediante pago con tarjeta o por  banca electrónica a través de la web dip-badajoz.es/oar.

Si no se ha recibido el documento de pago o se ha extraviado, pueden solicitarlo en cualquiera de las diecisiete oficinas que el OAR tiene distribuida por toda la provincia, solicitando cita previa llamando al teléfono 900 210 721. También pueden solicitarlo a través del Centro de Atención Telefónica del Organismo 924 210 700, además de a través de Internet, en la Oficina Virtual del OAR, si se dispone de Certificado Digital soportado por la plataforma @firma del Portal de Administración Electrónica.

Con esta información, el OAR pretende evitar que los contribuyentes tengan que abonar recargos, afectando esta información a todos las poblaciones de la provincia, excepto a la ciudad de Badajoz.