Serigrafia que llevarán los 5 iglús de recogida de vidrio. / cedida

El ayuntamiento presenta la imagen que lucirán los iglús de recogida de vidrio serigrafiados con motivos de la localidad

Castuera consiguió superar el reto 'Mapamundi' promovido por la Junta de Extremadura y Ecovidrio

F. VÁZQUEZ / M. T.

El ayuntamiento ha presentado en sus redes sociales la imagen que lucirán los 5 iglús de recogida de vidrio serigrafiados con motivos de la localidad que consiguió tras superar reto Mapamundi que lanzó la Junta de Extremadura y Ecovidrio con el propósito de fomentar el compromiso de los ciudadanos con el reciclaje de envases de vidrio.

El objetivo del reto era aumentar en un 10% los datos de recogida selectiva de envases de vidrio respecto a los meses de noviembre y diciembre del año anterior, además de promover una campaña de concienciación a la ciudadanía y fomento del reciclaje de este material.

El alcalde, Francisco Martos, ha querido destacar «la importancia medioambiental de incrementar la recogida de vidrio y su posterior reciclaje es extraordinaria y hemos demostrado estar a la cabeza de Extremadura en esta tarea«.

Respecto al premio, consistente en 5 iglús serigrafiados que se instalarán en distintas zonas del municipio, Martos considera que, «es simbólico pero al mismo tiempo creo que de mucho valor, ya que nuestros contenedores de recogida selectiva de vidrio lucirán una serigrafía con lo más representativo de Castuera».

Finalmente, el alcalde felicita «a los vecinos y vecinas de Castuera que con su esfuerzo y su concienciación ambiental aportan su grano de arena en la lucha de todos y todas contra el cambio climático».

Cabe recordad, que el vidrio que se deposita en los contenedores se recicla al 100% y se utiliza para la fabricación de nuevos envases, de forma indefinida y sin perder las propiedades originales. Reciclando vidrio evitamos el crecimiento de los vertederos.

Desde el Área de Medioambiente del consistorio recuerdan que, «reciclar vidrio es un elemento clave en la lucha contra el cambio climático». Al usar calcín, vidrio reciclado, en la fabricación de nuevos envases se evita la extracción de materias primas de la naturaleza, evitando la erosión de los suelos y la deforestación de nuestro entorno. Además, se minimiza la emisión de CO2 en el proceso de fabricación y se ahorra energía.