Viernes Santo / f. v.

El sol y el buen tiempo acompañan las celebraciones de la Semana Santa

Miles de personas presenciaron las diversas procesiones que tuvieron lugar durante la Semana Santa en Castuera

F. VÁZQUEZ / M. T.

Después de dos años de parón obligado por la aparición del coronavirus y las restricciones determinadas por las autoridades sanitarias, los pasos procesionales volvieron a salir a las calles de Castuera con su cortejo de nazarenos, madrinas y penitentes, así como con su característico sonido de cornetas y tambores.

El buen tiempo acompañó e hizo que multitud de personas se echaran a la calle para asistir al ciclo de procesiones de la Semana Santa de Castuera, que no se celebraba completo desde el año 2017.

Las cuatro cofradías de pasión del municipio 'Virgen de la Soledad y del Mayor Dolor'; 'Santísimo Cristo Amarrado a la Columna'; 'Nuestro Padre Jesús Nazareno y del Santísimo Cristo Yacente' y 'Santísimo Cristo de la Victoria', además la asociación que sustenta la 'Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén', han demostrado un año más su compromiso con estas tradiciones, ofreciendo a los vecinos y visitantes una Semana Santa cargada de vibrantes momentos como la despedida en la Plaza de España de Virgen de la Soledad y del Mayor Dolor y Jesús Amarrado a la Columna, y momentos especiales y ya tradicionales como el encuentro en las cuatro esquinas de Nuestro Padre Jesús Nazareno con la Virgen de la Soledad y Mayor Dolor o la recogida Cristo Yacente en la ermita de San Juan.

Destacar también los emotivos recuerdos y homenajes dedicados a Nemesio Ruiz Romero, personaje destacado de la Semana Santa de Castuera tanto por su condición de cofrade, como por la de cantaor de saetas en todas las procesiones, y que falleció en trágicas circunstancias el viernes 28 de febrero de 2020.

Las bandas de cornetas y tambores, así como la banda municipal de música, que acompaño la procesión de 'La Borriquita', también han demostrado un año más el buen trabajo y el resultado de los ensayos preparatorios.

La presencia de público en las procesiones repercutió también de manera positiva en los establecimientos de hostelería que estuvieron a pleno rendimiento durante estos los días.

Así esta Semana Santa 2022 quedará en el recuerdo como uno de los años afortunados, en los que la climatología respetó y recompensó el trabajo que a lo largo del año realizan las cofradías en su empeño por convertir la Semana Santa de Castuera en un atractivo de carácter cultural, turístico y popular, además de su naturaleza religiosa.