Imagen Virtual de la escultura. / cedida

Castuera tendrá un recuerdo de la lucha contra la Covid-19 con una escultura en la rotonda de la calle Zújar

La iniciativa del Equipo de Gobierno se inaugurará oficialmente el próximo viernes, día 29 de julio

F. VÁZQUEZ / M. T.

Castuera tendrá muy presente a las víctimas de la Covid-19, a las que dedicará, en la rotonda de la calle Zújar, un monumento en su recuerdo y que también servirá para reconocer la dedicación, durante la pandemia y de manera especial durante los complicados meses del confinamiento, a todos aquellos servicios esenciales que estuvieron en primera línea, incluso poniendo en riesgo su salud por cuidar y ayudar a los enfermos, como son los Servicios Sanitarios, la Guardia Civil, la Policía Local, las agrupaciones de voluntarios de Cruz Roja y Protección Civil y Bomberos, entre otros.

Asimismo, el monumento, que se inaugurará oficialmente el próximo viernes 29 de julio, también pretende que se reconozca la labor de otros colectivos que de manera solidaria y altruista pusieron su granito de arena para tratar de aliviar, dentro de sus posibilidades, los complicados momentos que se vivieron durante la pandemia, entre los que cabe citar a las fuerza y cuerpos de seguridad del Estado, a los sanitarios, a los agricultores y ganaderos que con sus tractores y equipos fumigaron las calles de la localidad, a las mujeres costureras que su pusieron manos a la obra para confeccionar batas sanitarias en los momentos en que la necesidad de esos elementos de protección personal era un asunto de trascendencia vital para los profesionales sanitarios o a los trabajadores municipales que estuvieron en servicios esenciales, entre otros.

En cuanto a la escultura, una mano tendida que sostiene un corazón, se trata de una estructura de hormigón recubierto con cerámica artesanal de un metro y medio de ancho por un metro y setenta centímetros de alto. La escultura ha sido diseñada siguiendo las indicaciones de las Áreas de Urbanismo y Parques y Jardines del Ayuntamiento y ha sido realizada por la empresa extremeña 'MobuArteX', compañía especializada en la creación de mobiliarios y espacios urbanos personalizables.

En palabras del alcalde de la localidad, Francisco Martos, «con esta iniciativa del Equipo de Gobierno se pretende recordar y homenajear a las víctimas y a todas las personas que con su trabajo y riesgo cuidaron, protegieron, alimentaron y ayudaron a personas del municipio durante la crisis sanitaria».

Respecto al diseño de la escultura, Martos considera que «tiene una simbología importante que quiere mandar un mensaje de reconocimiento a la unión que nos permitió hacer frente a la pandemia de la Covid-19».