El concejal del Ayuntamiento de Castuera, Ángel Morillo, el autor de la pieza, Jesús Fernández, con la reproducción de Estela de Guerrero en el Centro de Interpretación. / F. V

PATRIMONIO

El Centro de Interpretación de la Naturaleza de La Serena incorpora a sus fondos una reproducción de la «Estela de Guerrero» de Castuera

La original fue hallada en 1983 en la finca «La Puercas» en una zona inundable del pantano del Zújar.

F. VÁZQUEZ.

El Centro de Interpretación de la Naturaleza de La Serena y Sierras Periféricas ha incorporado a sus fondos expositivos una reproducción de la «Estela de Guerrero» de Castuera, cuyo original se encuentra en el Museo Arqueológico Provincial de Badajoz.

Se trata de una pieza arqueológica que posee un notable interés histórico, y que fue hallada en 1983 en la finca «La Puercas», en el término municipal de Castuera, cuando la sequía dejo al descubierto una zona inundada por el embalse del Zújar.

La reproducción de la valiosa pieza, adquirida por el Ayuntamiento de Castuera, ha sido realizada por Jesús Fernández López, aficionado a la arqueología y entusiasta de la reproducción artesanal de piezas históricas como cascos, espadas y cerámicas, que la ha hecho mediante técnicas de moldeo manual con fibra PVC y escayola, preservando siempre las dimensiones y los elementos decorativos de la original.

La pieza original, de alrededor de 3.000 años de antigüedad y realizada en 'esquisto pizarroso', es una pieza completa de 1'76 metro de altura, en la que destacan: una figura humana, que ocupa casi toda la superficie grabada, con un escudo a la altura de la mano izquierda formado por un círculo y abrazadera en forma de trazo horizontal. También aparecen grabadas una lanza en posición vertical y con la hoja hacia abajo, una espada sujeta a la cintura del guerrero y un casco de cuernos. Otros objetos que contiene son un peine de cuatro púas, un broche de codo con aguja y resorte, y un espejo de cazoleta ovalada y pomo redondeado.

Según explica el autor de la réplica, Jesús Fernández, «las Estelas de Guerrero son representativas de Extremadura, y especialmente de la comarca de la Serena, siendo en el Valle del Zújar, situado entre las comarcas de La Serena (Badajoz), Valle de los Pedroches (Córdoba) y Valle de Alcudia (Ciudad Real), donde se han encontrado la mayor parte de este tipo de representaciones».

Sobre su significado, explica Jesús, que, «aún está a debate, ya que hay opiniones que sugieren que estas piedras grabadas actuarían como marcadores territoriales, otras apuntan a usos funerarios, religiosos o de culto a ancestros, y otras a elementos legitimadores o de diferenciación entre jefaturas de distinto rango». «En lo que todas las opiniones prácticamente coinciden es en el trasfondo político y simbólico de las estelas», concluye.