Imagen final de la 4ª Feria de la Cultura / f. v.

La Feria de la Cultura 2022 cerró sus puertas con un balance positivo

El teatro, la música y la fotografía fueron el eje central de la cuarta edición de la Feria de la Cultura, que se celebró los días 26, 27 y 28 de agosto en la Plaza de España

DF. VÁZQUEZ / M. T.

La 4ª 'Feria de la Cultura' celebrada en la Plaza de España los días 26, 27 y 28 de agosto, organizada por el Área de Cultura del Ayuntamiento de Castuera, cerró sus puertas con un balance positivo, tanto en lo referido a la calidad de las diferentes propuestas artísticas que se han sucedido a lo largo de estos días, como a la notable asistencia de público de todas las edades que ha tenido la oportunidad de disfrutar de un variado programa de representaciones teatrales, conciertos, comedia, humor, teatro musical y danza, además de exposiciones fotográficas y de pintura de autores locales o vinculados con la localidad.

El pistoletazo de salida se dio con el acto de entrega de los premios del segundo Certamen Iberoamericano de Dramaturgia 'Carlos Schwaderer', convocado por la asociación para el fomento de la práctica teatral en niños, adolescentes y adultos 'Atizar', en colaboración con el Área de Cultura del Ayuntamiento de Castuera y contando con el patrocinio de la Diputación de Badajoz, con la finalidad de estimular y difundir la creación teatral el ámbito iberoamericano.

El alcalde de Castuera, Francisco Martos; y el director teatral, Carlos Schwaderer; fueron los encargados de entregar el primer premio a la autora santanderina Maije Guerrero por su obra 'Traviesas'. El segundo premio recayó en el autor argentino Andrés Antonio Mazzitelli con la obra 'Sentido Mensaje'.

Además, recibieron mención especial del jurado las obras: 'Cuestiones con mi padre', del argentino Andrés Bazzalo; 'Departamento', del argentino Juan Carlos Capello; «El ciego» del cántabro, Juan Manuel Brun; «El último Jardiel» del jienense, Tomás Afán; 'Si se te ocurre enamorarte', de la argentina Patricia Suarez; 'Suave es la piel del conejo', de la cubana Clara Maylin; y 'Lope' y 'Pobre diablo' de los madrileños Mariel Peralta y Matías Oliver, respectivamente.

El acto, en el que los autores que han recibido premios menores o mención del jurado participaron a través de videollamada, sirvió para reivindicar el valor de la cultura y de las diferentes expresiones artísticas como espacio para la reflexión crítica y de fomento de la creatividad, o simplemente para admirar la belleza del arte y disfrutar de una noche de verano viendo teatro o escuchando música al aire libre y en compañía de familiares, amigos y paisanos.

Por su parte, durante su intervención en el acto, el alcalde, Francisco Martos, reflexionó acerca del derecho a la información que tienen los ciudadanos, que «en una sociedad democrática deben poder conocer los asuntos que son de interés público» y al «extraordinario valor», que en su opinión tienen las diferentes manifestaciones y expresiones culturales como correa de trasmisión «para fomentar el pensamiento crítico y fortalecer en las personas la capacidad de dudar de las afirmaciones que en la vida cotidiana suelen aceptarse como verdaderas debido a las informaciones interesadas y, por tanto sesgadas, que recibimos de los medios de comunicación».

La primera velada se completó con la actuación de la Agrupación Músico Folklórica del Centro de Mayores de Castuera 'Resistiré' y con el brillante concierto 'Bandas Sonoras de Cine' que ofreció la Banda Municipal de Música de Castuera.

El sábado 27 la Feria de Cultura ofreció al numeroso público asistente una velada musical que arrancó con el concierto de violín, violonchelo y percusión, en el que Aitor Schwaderer, Javier Pandero e Israel Redondo, interpretaron una escogida selección de obras musicales contemporáneas.

Como colofón de la velada, Sigor Schwaderer y Gonzalo Cortés subieron a las tablas el espectáculo de variedades, música, teatro y comedia 'Un paseo por tu vida', que resultó ameno, entretenido y que el público, mayormente familiar, que acudió a la Plaza de España, premió con sonoros aplausos.

El plato fuerte del programa de la cuarta edición de la Feria de la Cultura llegó en la noche del domingo 28 con la muestra '20 años no es nada', en la que se proponía un recorrido con imágenes y pequeños sketches, de las diferentes obras que los talleres de teatro de la concejalía de Cultura y los grupos Serena Teatral y Los Pichones del Ocio han realizado a largo de los últimos 20 años

La muestra, de más de dos horas de duración tuvo momentos especiales como el cortejo fúnebre de Bernarda Alba y sus hijas, que bajaron entre el público por la Plaza de España hasta llegar al escenario, donde interpretaron un fragmento de la universal obra de Federico García Lorca, uno de los montajes teatrales más exitosos de los realizados en los últimos 20 de años en la localidad, o la danza incorporada al montaje de 'La mujer que no conoció el amor' obra de Isabel Oyarzabal que fue una de las primeras en representarse hace ahora 20 años y que interpretaron las componentes del grupo folklórico «Los Arrieros». Un baile en el que las cintas de variados colores y que, representan los caminos y la tierra, se enlazan y entrelazan alrededor de una de las danzantes formando vistosas formas y completando una danza que resultó llamativa y estéticamente bella.

Desde la delegación de Cultura del Ayuntamiento, la concejala responsable del Área, Piedad Roso, hace un balance positivo de esta tercera edición de la Feria de la Cultura,», a la vez que agradeció a «los actores, músicos y creadores, por su contribución para que este evento haya resultado todo un éxito». Agradecimientos que Roso ha querido hacer extensible también a «los operarios y técnicos de diferentes áreas municipales que han trabajado estos días para que tanto el escenario central como los diferentes espacios expositivos instalados en la Plaza de España estuvieran apunto para recibir al público».

Por su parte, el alcalde, Francisco Martos, ha querido «destacar y agradecer al público asistente su apoyo y comportamiento ejemplar durante los tres días de celebración de este evento» cuya finalidad principal «era sacar la cultura a la calle compartiendo el espacio público y hacerla así más accesible a toda la ciudadanía».