Ismael Ruiz Alboulainaf. / cedida

«El piano es un instrumento complejo que ofrece posibilidades infinitas»

Con tan solo 14 años, ha recibido el premio especial en la IV edición del Certamen de Jóvenes Intérpretes

F. VÁZQUEZ / M. T.

El alumno de piano de la Escuela Municipal de Música de Castuera, Ismael Ruiz Alboulainaf, consiguió el pasado mes de junio uno de los galardones y el premio especial en la IV edición del Certamen de Jóvenes Intérpretes de Escuelas de Música 'Almendralejo Ciudad del Romanticismo', un evento cultural, educativo y de ocio que convoca el ayuntamiento de Almendralejo y que tiene como objetivo estimular, ayudar a crecer y afianzar la autoestima de todos los jóvenes estudiantes de Escuelas de Música de la Región.

Ismael Ruiz Alboulainaf, tiene 14 de edad y este curso ha estudiado 3º de ESO en el Instituto de Enseñanza Secundaria 'IES Castuera'. Junto con su padre, Jesús Miguel Ruiz y su madre, Jawahir Aboulainaf, nos comenta para el hiperlocal Hoy Castuera sus impresiones después de recibir este premio y sus motivaciones musicales.

- ¿Quién o quiénes le metieron el gusanillo de la música en el cuerpo?

- En principio, mis padres me apuntaron a los siete años en la escuela de música de Castuera, eso supuso una estimulación temprana del oído. Además, en mi casa siempre se escuchó música de todo tipo, pero podría decir que fueron las obras de Frédéric Chopin y Franz Liszt las que me hicieron decantarme por el piano.

- ¿Cómo compagina los estudios musicales con el colegio?

- No es fácil, pero con afición se saca el tiempo de donde no lo hay.

- ¿A qué edad comenzó a tocar el piano?

- A los siete años con mi profesora Davinia González Pajuelo, figura fundamental en mi formación, puesto que gracias a su pasión por la enseñanza y a su exigencia técnica, conseguí adquirir mis cualidades interpretativas.

- ¿Qué siente cuando está delante del piano?

Sientes pasión, pero al mismo tiempo sientes la presión de mejorar la técnica día a día. Es una relación de amor-odio, porque muchas veces acabas frustrado al no llegar a dominar determinadas obras complejas que te requieren más tiempo y dedicación

- ¿Qué es lo especial para usted del sonido de este instrumento?

- Las posibilidades infinitas que ofrece, de ahí su complejidad.

- ¿Cuáles son sus músicos favoritos?

- Frédéric Chopin, Franz Liszt, Erik Satie, Mozart, Beethoven…

- ¿Cuál es el estilo o el compositor que más le gusta?

- El romanticismo e impresionismo.

- ¿Cómo definiría la etapa de aprendizaje en la que se encuentra?

- Como una etapa intermedia.

- ¿Cómo es la experiencia de estar en los escenarios de estos certámenes y concursos? ¿Qué pensamientos y emociones pasan por su mente?

- Es una presión que has de soportar de la mejor manera posible. Son muchos nervios, pero al mismo tiempo esa tensión te ayuda a no errar. En la Escuela de música hacemos audiciones con frecuencia y esto supone un entrenamiento a la hora de tocar en público.

- ¿Cómo valora que haya concursos que apuestan por dar la oportunidad a que los más jóvenes puedan mostrar su talento?

- Es una gran iniciativa para motivar al alumnado de las distintas Escuelas de Música de Extremadura a decantarse por seguir sus estudios musicales de forma profesional.

- ¿Cuál es su sueño profesional?

- Me apasiona la ciencia, te mentiría si te dijera que quiero dedicarme a la música profesionalmente.

- ¿Qué consejo o recomendaciones daría a los que empiezan ahora a estudiar el piano?

- Es un instrumento muy difícil y sacrificado, tardas en verle color, pero cuando empiezas a interpretar con precisión algunas de tus obras favoritas, la emoción y la recompensa es infinita.

- ¿Cómo valora la enseñanza que se imparte en la Escuela Municipal de Música de Castuera?

- Realmente la escuela es la base, el pilar en que se apoya mi formación. He tenido la inmensa suerte de tener profesores buenísimos, gente entregada a la docencia. También hay que tener en cuenta que, gracias a la Escuela de Música, esta disciplina llega a los entornos rurales. Pensemos que para ir al conservatorio has de desplazarte un par de veces por semana, no todos los padres y alumnos tienen esa posibilidad, he ahí la importancia de las escuelas de música.