Juan Francisco Guisado Chávez / cedida

«Mi sueño es dedicarme al mundo de la biología de la conservació́n»

Los biólogos de Andalucía premiaron el trabajo de fin de grado del joven investigador de Castuera

F. VÁZQUEZ / M. T.

El Colegio Oficial de Biólogos de Andalucía ha reconocido con el tercer premio de su Concurso anual de Trabajos Fin de Grado (TFG) al castuerano graduado por la Universidad de Córdoba Juan Francisco Guisado Chávez, 4º mejor graduado en Biología de España en el Ranking Nacional de la Sociedad Española de Excelencia Académica y mejor expediente de grado de la Facultad de Ciencias cordobesa en 2019.

El trabajo de Guisado Chávez se centra en la obtención de agentes antimicrobianos a partir de la quitina, componente principal del exoesqueleto de artrópodos, entre los que se incluyen insectos como las abejas o las termitas. La quitina obtenida es transformada a través de procesos químicos en un biopolímero, el quitosano.

Este compuesto es testado frente a microorganismos potencialmente patógenos, para comprobar su posible aplicación en el ámbito biomédico. Se trata de un compuesto prometedor, fácil de obtener y comercializar, de probada utilidad por su demostrada capacidad anticancerígena y antihemorrágica.

El trabajo galardonado fue además presentado como póster en el último Congreso Internacional de Biorrefinería de Materiales Lignocelulósicos.

Juan Francisco Guisado Chávez trabaja este curso con una beca de colaboración en el grupo de Investigación 'Plant Conservation and Biogeography' un proyecto para frenar la pérdida de biodiversidad en los ecosistemas de alta montaña en Tenerife, así como cursa un máster de Biodiversidad y Conservación en Islas en la Universidad de La Laguna.

A los Premios TFG del Colegio Oficial de Biólogos de Andalucía se han presentado 31 trabajos del Grado en Biología de todas las universidades andaluzas y la temática de los mismos ha sido muy diversa abarcando desde estudios de Bioquímica, Genética, Citología, Inmunología, Microbiología y Biotecnología, hasta estudios de Zoología, Ecología, Biodiversidad, Ambientales y Cambio Climático, que cubren la inmensa gama de competencias y salidas profesionales del biólogo.

Estos galardones fueron otorgados en enero de este año, pero no se han entregado hasta este mes de diciembre a causa de las dificultades derivadas de la pandemia.

Aprovechando que pasaba las fiestas navideñas en Castuera con su familia, hablamos con Juanfra de sus estudios, trabajos de investigación y expectativas de futuro.

- ¿En qué momento decidió estudiar Biología?

- Siempre he sentido pasión por la naturaleza, los seres vivos y preocupación por la conservación de estos. Me gusta apreciar el gran valor que tienen, y lo importante que es su protección ahora que el impacto del ser humano es tan notable. De hecho, recuerdo desastres medioambientales como el Prestige, el derrame tóxico cerca de Doñana o grandes incendios que arrasaban parques naturales, yo quería trabajar para evitar que esto ocurriese, para mitigar los daños o protegerlo. Por eso sabía que quería estudiar algo relacionado con la naturaleza y cuando llegó el momento de decidir me decanté por la biología.

- ¿Qué es lo que más le atrae de la Biología?

- Sin duda la biodiversidad, la biología de la conservación y el desarrollo sostenible. Estamos en un punto donde la pérdida de la biodiversidad no tiene frenos, y los planes para su gestión, recuperación y conservación son fundamentales si no queremos llegar a un punto sin retorno. La conservación de las especies y el entorno es muy importante para el desarrollo humano, no solo por los beneficios directos que nos aportan si no por los servicios ecosistémicos que mejoran nuestro día a día. Creo que si seguimos un estilo de vida sostenible es posible compaginarlo con el desarrollo económico actual.

- ¿Qué aprendizaje se lleva de este trabajo de investigación y que te le aportado personalmente?

- He tenido la suerte de poder tener en este trabajo unos tutores que me han ayudado no solo en el propio proyecto, sino también a crecer profesionalmente. Ellos son José Juan Aguilar, Juan Carbonero y Araceli García, a los que estoy muy agradecido. Este proyecto me ha permitido iniciarme en el mundo de la investigación y de la ciencia, adquirir experiencia muy relevante y aprender acerca de un compuesto muy prometedor de cara al futuro, como es la quitina y el quitosano.

- ¿Está satisfecho con la experiencia?

- He realizado un proyecto de investigación con mucho entusiasmo, por el que estaba motivado cada vez que tenía que ir al laboratorio o ir al campo a recoger muestras. Esto fue porque me gustaba lo que estaba haciendo, la finalidad y el objetivo, y considero eso como un triunfo. Estoy muy satisfecho.

- ¿Qué hace en el grupo de investigación que estás ahora? ¿En qué consiste el proyecto para frenar la pérdida de biodiversidad en los ecosistemas de alta montaña?

- Actualmente estoy colaborando gracias a una beca del Ministerio con el grupo de Plant Conservation and Biogeography en la Universidad de la Laguna. Las Islas Canarias presentan una elevada biodiversidad y una variedad de ecosistemas únicos y fascinantes, también presentan gran cantidad de endemismos, o especies exclusivas que solo se pueden encontrar allí. Esto hace que cada una de las islas sean únicas. Sin embargo, están sometidas a muchas presiones generadas por el ser humano, como introducción de especies invasoras, fuegos intencionados, o cambio climático. El proyecto se centra en la lucha de estos factores para proteger y conservar un ecosistema único como es el de la alta montaña en Tenerife.

- ¿Qué metas u objetivos tiene para el futuro?

- Mi sueño sería poder dedicarme al mundo de la biología de la conservación. No descarto realizar un doctorado porque me queda mucho por aprender y sería una gran oportunidad para profundizar en mis estudios y conocer a profesionales del sector. Pero estoy abierto a cualquier camino laboral que tenga como finalidad la conservación de la naturaleza o el desarrollo sostenible.

- ¿Qué consejos daría a los estudiantes de biología que quieren seguir sus pasos?

- Lo primero es que a la hora de decidir que estudiar tomen el tiempo que consideren, consultarlos con otras personas que estén estudiando y hablarlo con profesores o gente que se dediquen a lo que están interesados. Una vez estudiando, buscar un equilibrio entre los estudios y la vida personal, ambos tienen el mismo peso. Y por último disfrutar al máximo la experiencia, aprender mucho y estar abierto a todas las opciones y oportunidades que se presenten.