Premio Espiga de Oro / Cedida

El jamón 'Ibérico del Brillante' repite premio Espiga de Oro

En esta ocasión el pernil ganador de la Espiga de Oro 2019 ha sido una pieza de ibérico de bellota, montanera de 2016, de 8,4 kilogramos de peso

F. VÁZQUEZ / M. T.

El XX premio Espiga de Oro al mejor jamón ibérico con Denominación de Origen Dehesa de Extremadura, que anualmente otorga Caja Rural de Extremadura para premiar a los mejores jamones ibéricos de bellota con DO, ha recaído en la industria de Castuera 'Sierra Extremeña S.L.' y al jamón que comercializa con la marca 'Ibérico del Brillante'. Así, el jamón 'Ibérico del Brillante' ha obtenido su segunda Espiga de Oro, premio que suma a las tres Medallas de Plata ya conseguidas en estas dos décadas de concurso.

Desde el Jurado de los Premios Espiga Jamón Ibérico se ha destacado la calidad de los productos presentados y lo reñido de la competición en la que se han dirimido los ganadores por centésimas de diferencia en la cata realizada bajo el sistema de «cata a ciegas».

La entrega de los 'Premios Espiga Dehesa de Extremadura' se celebró el pasado miércoles 30 de octubre en un acto que contó con la presencia de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara. Al acto también asistieron el presidente y el director general de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo y José María Portillo, la presidenta de la Asamblea de Extremadura, Blanca Martín, y la delegada del Gobierno, Yolanda García Seco, así como representantes y diputados de todos los grupos políticos.

No es la primera vez que esta empresa familiar fundada en 1998 por Dionisio Gallego es galardonada en este certamen, en 2005 obtuvo la primera Espiga de Oro y en 2010, 2013 y 2015 otras tres Espigas de Plata, según explica Pedro Gallego, gerente y responsable junto con sus otros cuatro hermanos del éxito de la empresa.

En esta ocasión, el jamón ibérico Denominación de Origen ganador de la Espiga de Oro Dehesa de Extremadura ha sido una pieza de ibérico de bellota, montanera de 2016, de 8 kilos y 400 gramos de peso.

Pedro Gallego precisó que este premio «es de todos, tanto de los trabajadores como de la empresa, y certifica la calidad de nuestro producto, que por quinta vez consigue ganar un premio Espiga, y eso significa que estamos haciendo las cosas bien y que podemos competir en calidad con cualquier industria jamonera de Extremadura y de España».

Uno de los secretos del exquisito sabor de los jamones 'Ibéricos del Brillante' es que cuentan con una ganadería propia de cerdo ibérico. «Disponemos de nuestra propia ganadería porcina, lo que nos permite garantizar la calidad desde el origen y la trazabilidad de principio a fin. Matamos nuestros propios cerdos que alimentamos con piensos naturales, tenemos secadero de jamones y vendemos en todo el territorio nacional y también fuera de España», explica Pedro Gallego.

Sierra Extremeña S.L., comercializa sus productos con las marcas 'Ibérico del Brillante' y 'Jamonia', esta última, exclusiva de las tres tiendas gourmet con las que cuenta la empresa en Madrid.

Por último, el gerente de Sierra Extremeña S.L., Pedro Gallego, avanzó que sus jamones 'Ibérico del Brillante' participaran de nuevo en los premios Espigas del próximo año 2020.

El Premio Espiga del Jamón, organizado por Caja Rural de Extremadura, está destinado a todas las industrias o marcas comerciales de jamones acogidos a la DOP Dehesa de Extremadura para «jamones calificados de bellota o terminados en montanera» con un periodo mínimo de curación de 22 meses.