Jotas en la Parroquia en honor a la Virgen del Buensuceso / f. v.

La lluvia desluce, pero no impide, la celebración de la festividad del Día la Patrona

La lluvia caída durante la jornada del lunes 12 de septiembre condicionó el desarrollo de los actos religiosos y festivos programados con motivo de la festividad de la patrona de Castuera, Nuestra Señora del Buensuceso

F. VÁZQUEZ / M. T.

Castuera celebró el pasado lunes 12 de septiembre la festividad del su Patrona, la Virgen del Buensuceso. Aunque la lluvia acompañada de un fuerte viento hizo acto de presencia en varios momentos de la jornada, no impidió que se celebrasen los actos previstos, aunque con cambios de última hora motivados por las inclemencias meteorológicas.

Los actos religiosos de la mañana, que comenzaron a las siete y media con el Rosario de la Aurora, en el que los fieles recorren diferentes calles del pueblo en oración, se desarrolló con total normalidad, sin embargo, a medida que avanzaba el día el cielo se tornó gris oscuro y a partir de ahí, la lluvia acompañada de fuertes rachas de viento, que en primer lugar obligo a cambiar a lugar cubierto las actividades del mediodía que tradicionalmente se realizan al aire libre en el rincón de la ermita que lleva el nombre del que fuera párroco de la localidad Ramón Bernard.

Para la tarde la lluvia dio una tregua a los fieles, grupos de jotas y ciudadanía en general, que no perdían su esperanza de que pudiese celebrarse la procesión, el momento más esperado de la celebración del Día de la Patrona en el que la imagen de la Virgen recorre las calles de la localidad acompañada por los cantes y bailes de jotas, dejando una imagen de tipismo, tradiciones y devoción.

En efecto, la imagen de Nuestra Señora del Buensuceso pudo salir a la calle, pero apenas pudo realizar la mitad del recorrido previsto ya que la aparición de la lluvia obligaba al cortejo a volver precipitadamente a la ermita, eso sí, antes, a su paso por Santa Ana el grupo de jotas 'Los Arrieros' tuvo tiempo de ofrecer unos bailes a la Virgen.

Después de otra tregua de la lluvia, la imagen fue llevada hasta la parroquia, en cuyas puertas no pudo celebrarse la misa de campaña, tal y como estaba previsto, si no en el interior del templo, que se encontraba abarrotado un público, que después de todo lo accidentado de la jornada tuvo la oportunidad vivir la celebración de una eucaristía que quedará en el recuerdo como una de las más emotivas, vistosas y festivas, de cuantas se han celebrado en los últimos tiempos en la parroquia.

Oficiada por el nuevo párroco de la localidad, Juan Moreno Gallardo, la misa tuvo el acompañamiento del coro y grupos de baile de 'Los Arrieros' interpretando la tradicional misa extremeña.

Cabe destacar que, en ausencia del alcalde, Francisco Martos, por motivos personales, la alcaldesa en funciones del Ayuntamiento de Castuera, Piedad Roso, expresó unas palabras para dar la bienvenida oficial al nuevo párroco en nombre de la Corporación Municipal y del pueblo de Castuera. «Como representante del pueblo de Castuera quiero darte la bienvenida oficial y pública a nuestro pueblo. Estoy segura que sabes bien como somos, somos un pueblo orgulloso de nuestro pasado, orgulloso de custodiar nuestras tradiciones como base y herramienta de mejorar nuestro futuro. Hemos construido una convivencia cívica activa basada en el respeto, la unidad, la tolerancia y la solidaridad, todos valores arraigados a nuestra raíz cultural católica, pues como el aprecio, la libertad individual y la diversidad de creencias. También creo que esta ofrenda a nuestra patrona es símbolo de un recibimiento festivo, inclusivo y abierto de todo el pueblo de Castuera», fueron las palabras que expresó Roso aprovechando la oportunidad de la celebración del Día de la Patrona.

Como colofón, el festival folklórico previsto en la Plaza de España se trasladó al auditorio del Centro Cultural donde los grupos de baile de pequeños, jóvenes y mayores de «Los Arrieros» ofrecieron un amplio y variado repertorio de jotas, que resultó muy del agrado del numeroso público que se acercó a verlo.