Los paraguas fueron un complemento imprescindible de la ruta / m.t.

La Mancomunidad celebra la VIII Ruta Senderista y Cicloturista Contra la Violencia de Género

La ruta, pasada por agua, tenía como punto de salida y llegada el Santuario de Nuestra Señora de Belén, en Cabeza del Buey

Maribel Tena
MARIBEL TENA

Con motivo del Día Internacional Contra la Violencia de Género, que se celebra cada 25 de noviembre, la Mancomunidad de Municipios de La Serena, a través de la Oficina de Igualdad y Violencia de Género, el Programa de Ciudades Saludables y el Servicio de Dinamización Deportiva, celebró ayer domingo 21 de noviembre la VIII edición de la Ruta Senderista y Cicloturista contra la violencia de género.

A pesar de la amenaza de lluvia, el Santuario de Nuestra Señora de Belén, en Cabeza del Buey, acogió desde primera hora de la mañana la llegada de decenas de personas de los diferentes pueblos que forman la comarca de la Serena.

Así, fue a partir de las 8:30 cuando tuvo lugar la recepción de los participantes con la entrega de dorsales y regalos y un poco más tarde, sobre las 9:30, se procedió a la lectura del manifiesto contra la Violencia de Género. Tras su lectura, dio comienzo la marcha senderista y unos momentos después, la ruta cicloturista.

Tan solo unos minutos después de la salida comenzó la lluvia, que acompañó a los participantes durante todo el recorrido. El recorrido de la ruta senderista, cuyo punto de salida y llegada era el Santuario de Belén, tenía una distancia de unos 12 kilómetros, aunque finalmente se vio reducido por las malas condiciones atmosféricas.

Por este motivo, la ruta finalizó antes de lo previsto, sobre las 12:00 horas. A pesar de eso, los organizadores de la Mancomunidad esperaban en el Santuario de Nuestra Señora de Belén a los participantes para ofrecerles unos bocadillos y refrescos y poner así fin a una jornada senderista pasada por agua.