Planta fotovoltaica de Miraflores en su fase de construcción. / f. v.

Naturgy pone en marcha en Castuera la planta de Miraflores, la primera fotovoltaica de la compañía en Extremadura

La planta fotovoltaica tiene una potencia de 22 MWp y producirá alrededor de 47 GWh de energía al año, lo que equivale al consumo de 13.500 viviendas.

F. VÁZQUEZ.

Naturgy ha puesto en servicio su primera planta fotovoltaica de la compañía en Extremadura. Se trata de Miraflores, localizada en el término municipal de Castuera, con una potencia de 22 MWp y una producción anual estimada de 47 GWh, que equivale al consumo eléctrico anual de más de 13.500 viviendas.

Esta nueva infraestructura, formada por más de 41.000 módulos, permitirá desplazar el uso de otras fuentes de generación eléctrica convencional y contribuirá a reducir en torno a 30.000 toneladas de CO2 al año y 750.000 durante la vida útil del proyecto, estimada en 25 años, adicionalmente a otras emisiones contaminantes.

La planta ha sido diseñada teniendo en cuenta su adecuada integración ambiental y paisajística. Prueba de ello es la gran variedad de medidas ambientales preventivas y compensatorias que integra, tales como la construcción de una charca abrevadero para especies de fauna silvestre de la zona, la plantación de plantas autóctonas en la ribera del Arroyo de Fuente Lengua o la creación de una zona de reserva destinada a la conservación de aves esteparias, entre otras.

Naturgy ha destinado una inversión total de más de 15 millones de euros en este proyecto.

Dentro de su filosofía de potenciar el desarrollo económico y social de todas aquellas zonas en las que está presente con su actividad, Naturgy ha subcontratado para la construcción de este proyecto a más de 60 empresas de Castuera y de las provincias de Badajoz y Cáceres, informa la compañía en nota de prensa.