Las obras del parque biosaludable del Peñón enfilan su recta final

El aspecto actual que presenta el parque del Peñón durante las obras. /FRANCISCO VÁZQUEZ
El aspecto actual que presenta el parque del Peñón durante las obras. / FRANCISCO VÁZQUEZ

Los trabajos finalizarán con la instalación de 25 bancos y 12 papeleras y la conclusión de un bloque de aseos

REDACCIÓN HOY CASTUERA
REDACCIÓN HOY CASTUERA

Las obras de construcción del nuevo parque biosaludable del Peñón han entrado en estos días en su recta final, encontrándose actualmente los trabajos muy avanzados y próximos a su conclusión.

Esta nueva zona de recreo cuenta con más de 7.800 metros cuadrados, un espacio hasta ahora degradado e infrautilizado que ha sido totalmente transformado en tres grandes explanadas de diferentes niveles.

Estas han sido comunicadas mediante rampas y escaleras de piedra natural protegidas por barandilla de rollazos de madera. Además el parque ha sido dotado con áreas de aparatos para ejercitarse, circuitos para la práctica deportiva, senderos para pasear, fuente de agua potable, aseos y aparcamientos.

Cerramiento instalado

Así, ya se ha sido instalado el cerramiento perimetral con rocas de gran tamaño y 590 metros lineales de barandillas de madera tratada, 20 elementos de gimnasia de madera que conforman un circuito biosaludable y 6 columnas de 9 metros de altura con proyectores de luces leds regulables en intensidad lumínica.

Ya se han plantado también 185 árboles entre moreras, acacias y fresnos, y se ha instalado una red de riego automático por goteo para los árboles y por difusores para el césped de los taludes. Cabe destacar que en la construcción de la base y cabecera de los taludes que delimitan los diferentes niveles y los senderos del parque, se han empleado rocas de grandes de dimensiones como piezas de embellecimiento y argumentación al propio nombre del parque.

Los trabajos se completarán con la instalación de 25 bancos y 12 papeleras de madera y la finalización de la construcción de un bloque de aseos con dos unidades adaptadas para personas con movilidad reducida. A todo ello se une también la creación de 17 plazas de aparcamientos en la calle Sevilla, 2 reservadas para personas de movilidad reducida.

El proyecto ha sido diseñado por los técnicos de la Diputación, Francisco Tapia y Francisco Benítez. El importe de esta actuación asciende a 192.548 euros financiados íntegramente por el Consistorio.