Derrumbe de la pared de una vivienda en la calle Costitución / f. v.

La pared lateral de una vivienda se derrumba en la calle Constitución sin causar heridos

La Policía Local acordonó la zona del derrumbe y cortó la circulación de la vía hasta que técnicos de Urbanismos inspeccionen la vivienda, que está deshabitada

F. VÁZQUEZ / M. T.

La Policía Local de Castuera acordonó este sábado 23 de abril un tramo de la calle Constitución tras el derrumbe de la pared lateral de la primera planta de una vivienda deshabitada y que tiene una cafetería en la planta baja. El derrumbe ocurrió sobre las diez y media de la mañana y no hubo que lamentar desgracias personales.

La totalidad de los cascotes cayeron sobre un solar contiguo, aunque el estruendo y la intensa polvareda que se levantó atrajeron la atención de los comerciantes de la zona y de los viandantes que en ese momento transitaban por el lugar del suceso, una céntrica calle comercial, a pocos metros del mercado de abastos y de la Plaza de España.

Posteriormente estuvieron en el lugar del suceso dos técnicas municipales de urbanismo, quienes tras inspeccionar la zona y en contacto con el alcalde de la localidad y el concejal de Área, decidieron ampliar el perímetro de la zona acordonada y cortar también el tránsito de personas, ante el riesgo de nuevos derrumbes.

Por su parte, la Policía Local informó de la situación al regente de la cafetería ubicada en la planta baja de edificio afectado por el derrumbe y se procedió al desalojo de los clientes y al cierre del establecimiento.

No ha sido el único derrumbe que se ha producido en la localidad en los últimos días, ya que según informó la Policía Local, el pasado viernes 22 de abril en la calle Habas se derrumbó parte de una cornisa de un inmueble sobre el tejado de la vivienda contigua. Un suceso que, aunque de menores consecuencias, también requirió el acordamiento de la zona y la retirada de cascotes.

Según las primeras estimaciones de la Policía Local y de las técnicas municipales de Urbanismo, las ultimas lluvias junto al abandono de años y falta de mantenimiento de estos inmuebles podrían haber sido el desencadenante de estos sucesos.