Control de la Policía Local en una imagen de archivo / f. v.

La Policía Local se suma a la campaña de control de cinturón de seguridad de la DGT

Durante esta semana se están realizando controles esporádicos y aleatorios para comprobar que conductores y automóviles cumplen preceptivamente con las normas legales establecidas

F. VÁZQUEZ / M. T.

La Policía Local de Castuera se suma a la campaña que pone en marcha la Dirección General de Tráfico, desde ayer lunes día 4 y hasta el 10 de abril, para intensificar la vigilancia y el control del uso cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil.

Según informan desde la jefatura de la Policía Local, los agentes realizan controles esporádicos y aleatorios para comprobar que conductores y automóviles cumplen preceptivamente con las normas legales establecidas.

Con esta campaña, la DGT pretende hacer hincapié en que, frente a aquellos que dicen no usarlo porque «molesta» o porque «van aquí al lado», los datos demuestran que el cinturón es el dispositivo que más vidas ha salvado y salva en carretera. Además, el airbag no es eficaz si no se complementa con la utilización del cinturón de seguridad, ya que ambos dispositivos están diseñados para funcionar de forma complementaria.

El cinturón es imprescindible también en los asientos traseros ya que, en caso de impacto frontal, por ejemplo, la probabilidad de que un ocupante de esos asientos golpee mortalmente a otro pasajero de delante puede ser hasta 8 veces mayor. Sin cinturón de seguridad, a 80 kilómetros/hora los pasajeros de atrás no tienen ninguna forma de sujetarse y son proyectados con los de delante con una fuerza equivalente al golpe de una bola de 1.200 kilogramos a 10 kilómetros/hora, lo que podría matar o lesionar gravemente a los ocupantes de los asientos delanteros.

En el caso de los niños, la utilización de los sistemas de retención infantil es aún más importante ya que los datos demuestran que nueve de cada diez lesiones infantiles graves o mortales se habrían evitado si se hubieran utilizado los sistemas de retención obligatorios y que, en caso de accidente, las lesiones se reducen hasta en un 75% con un uso adecuado de los mismos. Los menores deberán ir obligatoriamente sentados en los asientos traseros, salvo cuando el vehículo no disponga de ellos, ya estén ocupados por otros menores o no sea posible instalar en ellos todos los sistemas de retención infantil, y se recomienda que viajen en sentido contrario a la marcha. Además, desde la Policía Local se recuerda que, en el caso de los sistemas de retención infantil, estos elementos son obligatorios en niños y niñas con una altura inferior a 1,35 metros y recomendable hasta 1,50 metros.

Desde el Área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento, se hace hincapié en que estos controles «se suman al trabajo cotidiano que realiza la Policía Local para garantizar la seguridad de conductores y peatones en las calles de Castuera».