El concejal de Policía y el jefe y agentes de la Policía Local con el nuevo vehículo. / f. v.

La Policía Municipal estrena un coche 100% eléctrico

F. VÁZQUEZ / M. T.

La Policía Local de Castuera ha reforzado y renovado su flota de vehículos gracias a la incorporación de un nuevo coche 100% eléctrico que se destinará al servicio ordinario de vigilancia, patrullaje y prevención.

Se trata del nuevo modelo ë-C4 eléctrico de la marca Citroën, que ha sido transformado para funciones policiales y cuenta con sistemas tecnológicos avanzados como frenado de emergencia o cámara trasera.

Este nuevo vehículo eléctrico de la Policía Local es respetuoso con el medio ambiente, es silencioso y de conducción suave. Tiene una autonomía de 350 kilómetros circulando en carretera y algo más si la circulación es callejeando y su mantenimiento es muy inferior al de su equivalente a gasóleo o gasolina.

Además, el nuevo vehículo cuenta con todo el equipamiento necesario para el desempeño de las tareas policiales, como soporte para emisora, puente de señalización acústico – luminosa, amplificador de sirena con megafonía, focos frontales y laterales, dos linternas LED con soporte y conos, luces adaptadas en la parte delantera y en la bandeja trasera para realización de trabajos policiales en horario nocturno, focos y luces indicadoras de circulación, botiquín, mantas térmicas, trípodes de señalización, kit de pinchazos y manguera trifásica y el equipo necesario para su recarga.

El alcalde de Castuera, Francisco Martos, explica que el Ayuntamiento «ha adquirido este nuevo vehículo para mejorar las funciones y labores de los agentes, así como para que nuestra Policía Local tenga mayor capacidad operativa y pueda prestar un mejor servicio a la ciudadanía y seguir haciendo de Castuera un pueblo más seguro».

Por otro lado, el concejal de Policía, Ángel Morillo, ha añadido que «esta adquisición supone una apuesta por la sostenibilidad y la transición energética del municipio, porque el consistorio es cada vez está más comprometido con el ahorro energético y el medio ambiente».

El coste del nuevo vehículo policial, incluido el punto de recarga, asciende 39. 291 euros, de ellos, 20.000 euros los aporta la Junta de Extremadura a través de la Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad y los 19.291 euros restantes, el ayuntamiento.