La subasta de Merino del Salón Ovino registra un remate final de 25.690 euros

Subasta Nacional de Ganado selecto de Raza Merina /F. Vázquez
Subasta Nacional de Ganado selecto de Raza Merina / F. Vázquez

La Subasta Nacional de ganado selecto de la raza Merina puso el punto final a la 34 Edición General del Salón Ovino de La Serena, que cerró sus puertas con un balance positivo por parte de los profesionales del sector que se han dado cita en la feria ganadera

REDACCIÓN HOY CASTUERA
REDACCIÓN HOY CASTUERA

El Salón Ovino de La Serena, celebrado en Castuera del 6 al 8 septiembre, puso fin a su XXXIV Edición General con la Subasta Nacional de ganado selecto de la raza Merina, en la que encontraron comprador prácticamente todos los ejemplares presentados. Tal y como se preveía, la subasta nacional de ganado selecto generó interés en los ganaderos que acudieron a esta cita, quedándose en los corrales solamente un macho y algún lote de hembras.

En cuanto al volumen económico alcanzado en la subasta se llevaron a cabo transacciones de ganado por un importe total de 25.690 euros.

En concreto, fueron adjudicados el 99% de los machos presentados por un valor de 2.490 euros, siendo el de mayor valor de adjudicación (420 euros) un semental de la ganadería de José Manuel Nieto Rivero (Siruela). En cuanto a los lotes de hembras, se adjudicaron animales por un valor de 23.200 euros, siendo el de mayor valor de adjudicación (1.590 euros) un lote de la ganadería de Leopoldo Gómez-Coronado Fernández (Quintana de la Serena).

Tras finalizar la subasta el secretario ejecutivo de la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Merino, Antonio Granero Vázquez, hizo una valoración del desarrollo de la subasta, que calificó como «aceptable» indicando que, «se trata de un volumen de ventas similar al ejercicio anterior, pero en términos generales se puede hablar de resultados positivos si se tiene en cuenta que se produce en un año de sequía en el que no hay ni alimento ni agua en el campo y el ganadero tiene que asumir los costes de acarrear el agua y del pienso para completar la alimentación de los animales». Por tanto, Granero consideró «bueno» el resultado de la subasta, porque «aun así, el ganadero sigue apostando por regenerar y mejorar su cabaña ganadera con los sementales y las corderas que traemos».