Antonio Holguín, centro de tipificación de corderos de COVICA / Cedida

El virus coloca bajo mínimos al sector del ovino

La incertidumbre sobre cómo evolucionará el mercado llena de preocupación a los ganaderos

F. VÁZQUEZ / M. T.

Uno de los sectores más necesarios en la alimentación como es la ganadería también se está viendo afectado por el parón económico que estamos viviendo. Los ganaderos muestran su preocupación por no saber cómo va a evolucionar el mercado. El presidente de la cooperativa ganadera de Castuera COVICA, Antonio Holguín, considera que la situación en el sector ovino en los momentos actuales «es complicada».

Holguín explica que, el sector depende mucho de las exportaciones a los países árabes, además de a Francia, Portugal e Italia, «países en los que debido al confinamiento ha bajado el consumo de manera significativa».

Bajada del consumo

La bajada generalizada del consumo de carne de cordero y el que sea época de gran oferta en el campo, está propiciando una gran aglomeración de ganado en los cebaderos y hace que muchos corderos hayan tenido que quedarse en el campo, que «la cooperativa irá recogiendo cuando haya plazas libres en el Centro de Tipificación», asegura Antonio Holguín. En cuanto a la bajada de precios, Holguín, apunta que, «la cooperativa recogerá todos los corderos ofertados y los liquidará a sus socios a resultado comercial».

Respecto al futuro más inmediato, el presidente de COVICA opina que lo que más preocupa en el sector es el borrador del Real Decreto para ayudas al ovino y caprino, que en estos momentos se encuentra en periodo de alegaciones y del que cree que como está planteado, «es nefasto para la comarca de La Serena y en general para toda Extremadura, ya que contempla una ayuda para los primeros corderos que salgan de una explotación al matadero, y aquí el 95% de los corderos que salen de las explotaciones salen con guía a los Centros de Tipificación a los cebaderos», explica Holguín. Tampoco hay buenas noticias para el mercado de la le- che de oveja, que ha ido bajo mínimos.

En este sentido, el presidente de Covica explica que, «se ha salido a buscar al mercado nacional y junto con la producción recogida a los socios se está elaborando, tanto queso con Denominación de Origen, como otros tipos queso, que al igual que el cordero se liquidará a los socios a resultado comercial». En la misma línea, en el Consejo Regulador de la Denominación de Origen del Queso de La Serena se habla de un importante parón de mercado, que los productores tratan de mitigar con la venta a domicilio, y una ralentización en la producción quesera.

La situación es prácticamente la misma en el sector del porcino, en el que la caída del consumo por el cese de actividad en bares y restaurantes, ha provocado que los productores no encuentren salida para sus cabañas, que tiene que seguir alimentando.